dimecres, 26 d’agost de 2009

No es por dar envidia, pero...

¡¡¡Una belleza de más de 6000 metros!!!


¿Alguien adivina dónde está?