dimecres, 29 d’abril de 2009

Gracias Mozart!!

La verdad es que entre Don Giovanni, Sant Jordi i La Viola d’Or mi vida estas últimas semanas ha sido un poco caótica. En estas profesiones siempre pasa que estás algún tiempo sin proyectos y luego vienen todos juntos y con agendas imposibles. Lo principal es que Sant Jordi ya es agua pasada (hasta el año que viene, en que prometo, como siempre, organizarme mejor). Ahora sólo toca esperar al día 17, en que se acaban los otros dos proyectos.

Esta entrada se la dedico al genial Amadeus, que nos tendrá en sus manos por unos días más.

dijous, 16 d’abril de 2009

Patchwork: clase 1

Ayer fui a mi primera clase de Patchwork, y fue muy divertida. Somos 8 alumnas (no hay ningún chico, qué sorpresa!), de las cuales tres somos novatas absolutas, y el resto son las reinas del Patchwork desde hace años. Resultado: una depresión mezclada con admiración que iba en aumento, a medida que sacaban sus trabajos de unas bolsas enormes hechas, como no, también de Patchwork.

Hemos empezado por la técnica más básica del mundo, y de momento me encanta. Para la semana que viene tengo deberes y compras que hacer. Si encuentro algo de tiempo os mantendré informados de los acontecimientos.

dimecres, 1 d’abril de 2009

Shalom con problemón

Nada, que al fin me he decidido a hacer una pieza grande, que no sean bufandas, gorros o muñequitos decorativos (o no). Y como a toda persona que lee patrones le debe haber pasado en algún momento de su vida, acabo de encontrar el primer escollo.

Digo primero porque seguro que más adelante me encontraré con algunos más. Como podéis comprobar soy bastante optimista y supongo que éste lo podré superar.

Estoy haciendo el clásico Shalom de Meghan McFarlane, con una lana Alaska de Ovillos. El tema está en la fila 8, así de duro, nada más al principio, porque no me cuadran los puntos que se supone que tengo que aumentar, con los puntos que se supone que me tienen que quedar.

Y para colmo de males hoy me acabo de enterar que no podré ir a la quedada de BK este lunes, que es donde pensaba resolver todas mis dudas.

No, si digo yo que la culpa de todo la tiene mi madre, que como no tiene ni idea, no me puede ayudar.