dijous, 7 de gener de 2016

Un estoig sense glamour i un RUMS

M’encanta fer costures petites que et fan la vida més senzilla. I tenint en compte que la decoració de casa meva és bastant sòbria, i que encara no m’he decidit a fer la meva pròpia roba, bàsicament només faig coses útils.


Des de fa temps tenia pendent buscar alguna cosa per guardar els “palillus” i aquests ganivets, que no utilitzem a diari, així que vaig pensar que una bona opció seria un estoig.


Com ja us vaig ensenyar al meu instagram, el més d’agost el vaig dedicar a rentar totes les meves robes, una per una i a ma. Aquesta “fantàstica” feina va donar com a resultat que algunes de les robes perden colors a base de bé, així que no serviran per fer gaires combinacions.

Amb tres d’aquestes robes he fet justament el que necessitava. A més he aprofitat una cremallera doble d’una maleta de les activitats de la biblioteca, i que un cop es trenquen acaben totalment desmuntades i a la capsa de fornitures.


Així que estic encantada, amb un problema resolt, i reciclant materials que no tindrien gaire ús. I a sobre aprofito per participar al primer RUMS de 2016. No és genial?

Me encanta hacer costuras pequeñas que te hacen la visa más sencilla. Y teniendo en cuenta que la decoración de mi casa es bastante sobria, y que aún no me he decidido a hacer mi propia ropa, básicamente hago cosas útiles.
Desde hace tiempo tenía pendiente buscar alguna cosa para guardar los palillos i estos cuchillos, que no utilizamos a diario, así que pensé que una buena opción sería un estuche.
Como ya os enseñé en mi instagram, el mes de agosto lo dediqué a lavar todas mis telas, una por una i a mano. Esta “fantástica” tarea dio como resultado que algunas telas destiñan a base de bien, así que no servirán para hacer demasiadas combinaciones.
Con tres de estas telas he hecho justamente lo que necesitaba. Además he aprovechado una cremallera doble de una maleta de las actividades de la biblioteca, que cuando se rompen, acaban totalmente desmontadas y en mi caja de fornituras.
Así que estoy encantada, con un problema resuelto y reciclando materiales que no tendrían demasiado uso. Y encima aprovecho para participar en el primer RUMS de 2016. ¿No es genial?

7 comentaris:

Itziar Te ha dit...

Sí es genial. Me gusta mucho la idea.

Peus D'ànec ha dit...

Genial!

Klor P ha dit...

Viva el reciclaje!
Claro que es buena idea, tanto el reutilizar materiales, como hacer los estuches o cartucheras para tener todo ordenado.
A ver si te animas y empiezas a hacerte ropa para ti.
Feliz año!
Biquiños!!!

Mei, fet amb amor ha dit...

Molt bé aquests estoigs! Jo també tinc uns ganivets que no faig servir i m'has donat una idea estupenda!

Alhana ha dit...

Els palillos ara són més feliços vivint en un estoig tan bonic com aquest. Visca el reciclatge! :-)

Edith ha dit...

Te quedó muy linda, y una buena idea para guardar y organizar.

Cristina Martin Garcia ha dit...

Muy buena idea , así te quedarán bien guardados los palillus jeje y lo mejor es que se nota que se come sushi Jajaja.