divendres, 17 de febrer de 2012

Witch Librarian

En muchos colegios se celebra hoy el Carnaval.

Cuando le dije a F que me tenía que disfrazar de bruja me comentó que era una suerte, sólo tendría que cambiarme el peinado.

Con un vestido de concierto, las uñas pintadas (que lo mío me costó) y un crepado espectacular (del que ya no queda nada) me he pasado la mañana haciendo fotos para el archivo.

F no ha podido resistirse y me ha remarcado lo curioso que es que me vista igual para cantar ópera que para hacer de bruja. Dice que eso es cosa de mi personalidad.



Y le tengo que dar algo de razón. Creo que mis usuarios de hoy no han notado la diferencia entre una bruja y una bibliotecaria. Hay profesiones muy marcadas por los estereotipos.

5 comentaris:

Belen ha dit...

jeje... molt bo!
llàstima que no t'hem vist el cabell crespat!

Pepa ha dit...

Brujaaaa guapaaaaa!!!
Bon diumenge!!!!
Treu la verificació de la paraula, please!!!!

Carmen ha dit...

Eso nos pasa también a las maestras

menduca ha dit...

En córdoba o Mza será
:)

Carme Torras ha dit...

caram però si no et coneixia!!!quina pinta, podries venir un dia així a classe, les deixaries petrificades!!! petons.