dilluns, 26 d’octubre de 2009

¿Colcha sorpresa o colcha colectiva?

Pues en esto del Pachtwork se suelen hacer colchas colectivas (muy muy muy tradicional) donde diversas personas (por no decir mujeres) hacen una colcha aportando cada una sus conocimientos y su buen hacer. También encontramos la modalidad de colcha sorpresa, donde se suelen elegir las telas, pero se va haciendo paso a paso sin ver todo el resultado hasta el final (así explicado no se entiende nada, pero es verdad, hasta el final no sabes que pinta va a tener la colcha).

Donde yo hago clases somos más chulas que un ocho y hacemos un "dos en uno". Así que la profesora elige un modelo de colcha y a cada una nos da una parte para realizar, pero nadie sabe como es el montaje final. Luego ella misma o bien "su mano derecha" se dedican a hacer la unión de todas las partes que ha hecho cada alumna y el resultado... no lo vemos hasta Navidad.

Sí, es una tortura, pero en la cena de Navidad que aquí no perdonan ni siquiera los ateos, se enseña la colcha y se sortea entre todas las participantes que la han confeccionado.

Y pensareis que es una suerte que te toque, ¿verdad?.

Pues yo no lo tengo tan claro porque a la afortunada le toca acolchar y poner la trasera, y todo a mano, claro, para que quede más bonito y las demás disfruten, al menos un poco, viendo a la "suertuda" con el dedo lleno de "tiritas".
Aquí os dejo una foto de las piezas que he tenido que montar yo. Las he colocado de una forma aleatoria, porque no tengo ni idea de cómo van. Las telas son australianas. Una preciosidad.


Como veis el esquema es muy fácil, porque en clase hay gente con distintos niveles (yo estoy en el bajo, claro) y tenía que ser algo asequible para todo el mundo. Ha sido un poco estresante porque mientras lo cosía pensaba todo el tiempo en que estuviera bien para que la pobre que una las piezas no se acuerde de mi todos los días del año.

En fin, que ya veremos que pasa.